Provigil (Modafinil) para tratar la fase depresiva en el desorden bipolar

Un estudio publicado en agosto de 2007 en la revista American Journal of Ppsychiatry efectuado con 85 pacientes con desorden bipolar muestra que Modafinil, conocido por su nombre comercial Provigil, puede controlar los síntomas depresivos vinculados con el desorden bipolar. Al menos un 44% de los participantes del estudio divulgaron los síntomas mejorados así como una mejora significativa para un desorden en el cual los nuevos tratamientos son necesarios, según indicó el Dr. Frye, M.D., director de esteestudio.El desorden bipolar se caracteriza por ser una patología psiquiatrica con un patrón que alterna dos estados emocionales a saber: mania (período de alto rendimiento y actividad) y depresión. Si bien esta patología puede convivir con periodos de comportamiento normal, la variación del humor es más hayá de los cambios que pueden ocurrir normalmente en un individuo y para quien padece el desorden bipolar éste causa serios en la vida. Según el instituto nacional de la salud mental, 5.7 millones de adultos en los USA padecen este tipo de desorden.

Modafinil, es un fármaco no-adictivo y durante la fase depresiva del desorden bipolar los síntomas incluyen sueño y fatiga excesiva, de modo que los investigadores está investigando el uso de Modafinil para tratar estos síntomas en pacientes con con desorden bipolar.En este estudio el 5′% de los pacientes recibión Modafinil (Provigil) en dosis de 100-200 miligramos diarios y al otro 50% se les administró placebo en un periodo de 6 semanas. El ensayo fue efectuado al azar y a doble ciego y fue realizado en 5 lugares distintos: la universidad de California, Los Ángeles; Universidad de Tejas al sudoeste; Universidad de Cincinnati en USA y universidad de Munich y la universidad de Freiburg, en Alemania.Se encontró que la tasa de respuesta de 44%o era mayor que en el grupo que recibió placebo. Estas personas manifestaron sentirse mejor y en un 39% los síntomas experimentaron remisión luego de 6 semanas de tratamiento.Sin embargo, el 23% y 18% respectivamente del grupo que recibió sólo placebo.

Es de destacar que Modafinil (Provigil) no fue asociado a ningún mayor riesgo de los oscilaciones manico-depresivas asociados al desorden bipolar.

¿Provigil (Modafinil) para tratar adicciones?

Según declaraciones del Presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, Dr. Julio Bobes, las adicciones son áreas huérfanas en lo que respecta a tratamientos. Además, la mayoría de las investigaciones están aún en fase preclínica. Según el Dr. Bobes la investigación en esta área es aún incipiente y hasta que se llegue a la fase de comercialización productos farmacológicos específicos para tratar dichas adicciones habrá que esperar aún bastante tiempo.

Sin embargo, al presente hay fármacos candidatos para ser empleados en el tratamiento de las adicciones. Se destaca Nalmefene, para tratar la adicción al alcohol, y Modafinil, conocido popularmente por uno de sus nombres comerciales, a saber Provigil, para tratar la adicción a la cocaína y anfetaminas, ambas psicoestimulantes. Además, se está evaluando el uso de Provigil (Modafinil) para el tratamiento del alcoholismo.

Provigil (Modafinil) es un estimulante del sistema nervioso central que está aprobado para el tratamiento de la narcolepsia y esperemos que los estudios certifiquen el uso de Provigil (Modafinil) para tratar las adicciones de algunos psicoestimulantes y el alcoholismo.  

Efectos secundarios asociados a Provigil (Modafinil)

Los estudios han mostrado que existen una serie de efectos secundarios vinculados al tratamiento de Provigil (Modafinil).

En tal sentido, los efectos adversos más comunes son:

- Dolor de cabeza

- Infección del tracto respiratorio superior

- Náuseas

- Nerviosismo

- Ansiedad

- Insomnio

Los resultados de los estudios clínicos indican que cada uno de estos efectos secundarios ocurrió en más del 5% de los pacientes estudiados.

Recuerde, evite la automedicación y recurra al médico espeCialista a fin de recibir el tratamiento con los mayores beneficios para su salud, evitando los efectos secundarios en lo posible. 

Alcohol y Provigil (Modafinil)

El concomitante consumo de alcohol y el Provigil (Modafinil) no ha sido estudiado fehacientemente en estudios clínicos aún. En tal sentido, no se puede saber a ciencia cierta sobre las interacciones farmacológicas en pacientes que están bajo tratamiento con Provigil (Modafinil) y que beben alcohol.

Dada esta situación, recomendamos no beber alcohol en forma excesiva mientras se esté realizando el tratamiento con Provigil (Modafinil). 

No exponga su salud, beba en caso de desearlo, alcohol en una medida mínima, o mejora aún no lo haga mientras efectúe el tratamiento con Provigil (Modafinil). Hasta que no se efectúen los estudios correspondientes es mejor tomar medidas a fin de salvaguardar su salud y asegurar la efectividad del fármaco.

¿Cuánto tiempo debe durar el tratamiento?

La duración del tratamiento con Provigil (Modafinil) dependerá de las necesidades del paciente, y del tipo de tratamiento que le indique su médico.

 En algunos casos el tratamiento con Provigil (Modafinil) es puntual, esto es, dura un poco período de tiempo. Por ejemplo durante un periodo de exámenes o determinado tiempo puntual. Sin embargo, en estos casos, aunque sea de uso puntual debe ser recetado por indicación médica.

 En el caso particular de trastornos del sueño, tales como la narcolepsia diurna, tratamiento original para la cual se emplea Provigil (Modafinil) el médico indicará cuan prolongado será el tratamiento, por eso es esencial la visita y control médico para un seguimiento del tratamiento.

¿Es seguro el tratamiento con Provigil (Modafinil)?

Provigil, cuyo principio activo es la molécula de Modafinil, fue aprobado por la Administración de Alimento y Drogas de USA, conocida popularmente como la FDA en el año 1998.

Si bien Provigil (Modafinil) tiene efectos secundarios y no es absolutamente tolerada por todas las personas, este principio activo es considerado como un fármaco seguro a nivel de la comunidad médica.

¿Más eficiente menos creativo?

Medicamentos como Provigil (Modafinil) no busca convertir a personas normales en genios. Sin embargo, estos fármacos apuntan a mejorar el rendimiento y la eficiencia.

Según la psicóloga Martha Farah, directora del Centro de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Pensilvania, revisó 40 estudios sobre el uso de neuroestimulantes y concluyó que estos fármacos elevan el aprendizaje y la memoria. Sin embargo, cuando alguien tiene buenas capacidades, la mejoría es leve.

Hay estudios que evidencia que al estar más enfocada una persona en su trabajo, filtra más las distracciones y tiende a ser menos creativa. En tal sentido, el uso adecuado de Modafinil, esto es, tomarlo en la mañana para funcionar bien durante el día y en la noche dormir, no tiene efectos adversos importantes. Pero, se ha observado que el mayor uso entre los jóvenes es tomarlo de noche para no dormir y estudiar. Este tipo de conducta puede generar consecuencias tales como irritabilidad, palpitaciones y menor concentración.

Provigil, usos y patentabilidad

Provigil (Modafinil) es un desarrollo del laboratorio Cephalon, Pensilvania, USA. Provigil (Modafinil) es una droga indicada para el sistema nervioso que promueve en quienes efectúa el tratamiento el alerta constante. En los pacientes tratados con Provigil (Modafinil) en pruebas clínicas funcionaron normalmente luego de de 54 horas sin dormir. En 1998, la FDA aprobó Provigil (Modafinil) para tratar la narcolepsia. Sin embargo, los médicos comenzaron a prescribirlo también para prevenir la fatiga en los pilotos, conductores de camiones y residentes médicos. Una píldora de 200 miligramos de Provigil (Modafinil) es tan efectiva como 3 tazas de café. Es de destacar que el 80% de las ventas de Provigil (Modafinil) fue para otras patologías diferentes a la narcolepsia. Por tal motivo, se presentó ante la FDA para solicitar una expansión de los usos oficiales del fármaco, ya que el fármaco puede aliviar los desórdenes de sueño por cambios de turnos, una interrupción del ciclo natural de sueño del cuerpo humano causado por horarios no habituales de trabajo. Es de destacar que según Eric Schmidt, analista de biotecnología acotó que la patente de protección de Cephalon para Provigil (Modafinil) expira en el 2006. Y si la FDA garantiza una extensión de la patente para nuevos usos, los 3 años adicionales de exclusividad comenzarían inmediatamente y terminarían a principios del 2007.

El VIH-SIDA y la fatiga


La investigación han demostrado que la fatiga es un problema común y significativo para un gran número de personas que viven con VIH, y puede ser debido al virus, a los medicamentos, a problemas asociados de salud o a tratamientos médicos. En varias encuestas, hasta el 40% de personas VIH positivas reportan fatiga, aunque no es siempre persistente o incapacitante.

Sin embargo, cuando la fatiga es persistente, puede interferir con muchas actividades. A menudo, las actividades físicas se reducen, al igual que las actividades sociales, contribuyendo al aislamiento social y a pocas oportunidades para participar de eventos agradables. Las personas que padecen fatiga pueden no tener la energía para visitar amigos, o pueden cancelar actividades planeadas porque están muy cansadas para salir.

Junto con otros problemas, la fatiga puede interferir con la adherencia a los fármacos del VIH-SIDA, incluyendo perderse las dosis por dormirse antes de tomar los medicamentos o permanecer dormido cuando hay una dosis programada. La fatiga también puede interferir con la concentración, la memoria, y la habilidad de retener la atención, la cual puede entorpecer el aprendizaje. En líneas generales, la fatiga persistente en el VIH es común y puede ser inhabilitante

Fatiga y depresión

Las personas que cuando padecen depresión  tienen en muchos casos carencia de energía,  carencia de vitalidad, o directamente se sienten cansadas todo el tiempo. En tal sentido, padecer fatiga es uno de los síntomas usados para diagnosticar la depresión. Además, la fatiga también puede ser asociada con problemas con la concentración y el poder enfocarse, siendo este otro criterio usado para identificar la depresión

La depresión y la fatiga son bastante comunes en las personas con el VIH, pueden co-existir, aunque una no sea la causa de la otra. Algunas personas dicen que siempre se sienten cansadas, pero no han estado deprimidas. Por otro lado, algunos pacientes con depresión no reportan fatiga. Esta claro entonces que las dos condiciones pueden ocurrir juntas o por separado. Si ambas están presentes, y la depresión es moderada o severa, es mejor tratar la depresión primero, con el principio de que es preferible tratar la causa del problema en vez de su manifestación. Si sigue habiendo fatiga, puede entonces ser tratada con posterioridad.


Cerrar
Enviar por Correo